Crecer en medio de un contexto adverso sí es posible, asegura Carlo Fidel, director financiero de VAF

El Perú atraviesa una coyuntura económica ciertamente negativa, y sufre una desaceleración económica desde hace ya algunos meses. ¿Qué debe hacer el sector empresarial ante esto? Pues en realidad, los objetivos no han de diferir demasiado de los que se persiguen cuando el contexto es positivo.

Carlo Fidel, director financiero de VAF, señala que se hace necesario para las empresas buscar vías alternativas de financimiento. Y esto no solo en una tesitura de desaceleración, sino en el actual contexto de mayor competitividad, complejidad y madurez del mercado peruano. El mercado, el consumidor y el emprendedor del Perú progresa; es necesario que el sistema financiero también lo haga.

Con una adecuada planificación, las empresas pueden tener éxito en medio de un contexto adverso. La clave: ser operativamente eficiente y financiar correctamente los planes de expansión. El objetivo es siempre el mismo: el crecimiento sostenido.

Tal y como Carlo Fidel señala en medios como La República, Andina o Publimetro, el crecimiento financiero en medio de la desaceleración sí es posible, existiendo opciones alternativas: 

  • Como opciones alternas a los bancos, existen fuentes de financiamiento privadas y públicas, siendo las últimas las más competitivas en cuanto a costos, llegando a ser incluso más económicas que los bancos.

  • Ambas opciones buscan financiar directamente negocios sin necesidad de intermediarios que aumenten los costos de gestión (entiéndase por intermediarios a bancos, cajas, fondos u otros agentes).
  • Estas exigencias son fácilmente alcanzables. El reto es alcanzar primero un financiamiento privado que ofrezca tasas competitivas, que cumpla con un propósito específico y que finalmente sirva como trampolín para una emisión pública. El tiempo lo marca cada cliente.

¿Cuáles son los requisitos de acceso a estas fuentes de financiamiento?

  • Para el mercado privado, los requisitos son los mismos que el banco -información financiera, comercial y legal actualizada-. Sin embargo, para generar mayor transparencia y confianza es recomendable una clasificación de fortaleza financiera para tener un informe profesional sin sesgo, que beneficie a cada cliente.
  • Para el mercado público, las exigencias son mayores: clasificación de riesgo, estados financieros auditados y adopción gradual de buenas prácticas de gobierno corporativo.
  • Para que una empresa pueda financiarse directamente de inversionistas privados o públicos necesita generar confianza en la validez de su información financiera, y de su gobierno corporativo.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *