Optimismo de los empresarios peruanos en el 2017

La semana pasada una Encuesta Regional del BCR señalaba que el empresario peruano se mostraba optimista de cara al futuro inmediato. Para los próximos tres meses esperaban aumentar beneficios y realizar nuevas contrataciones. Curiosamente, la misma encuesta apuntaba que la región norte del país, a pesar del efecto negativo del fenómeno del Niño Costero, era en donde el empresariado se mostraba más optimista.

Este dato viene a confirmar lo que otro estudio había observado unos meses antes.

El Global Future of Business es un análisis mensual que realiza la plataforma social Facebook junto al Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Se realiza nada menos que a 140.000 empresarios de 33 países y su objetivo principal es la medición periódica de la confianza de las pymes en su economía. Patrick Hruby, es el director de Pequeñas y Medianas empresas de Facebook en América Latina, e insiste en que el fin último del estudio es ayudar a que las empresas comprendan el contexto económico presente y futuro, y ayudarlas a tener éxito en un mercado cada días más competitivo y complejo. Tanto si es realmente este el fin último del estudio o no, lo que no cabe duda es que sí es un indicador muy potente acerca del tejido empresarial de los países.

En una de sus últimas ediciones, el informe arroja datos como los siguientes, bastante positivos:

  • Nada menos que el 74% de las pymes peruanas confiaban en crecer en los próximos 6 meses.
  • El 71% de los pequeños y medianos empresarios tienen la perspectiva de contratar más empleados en 2017.
  • El 68% de los peruanos usuarios de Facebook son seguidores de, al menos, una página de empresa.

Entre los retos que el empresariado peruano debe enfrentar cuanto antes, según el informe, están sobre todo:

  • Capacidad de captar nuevos clientes.
  • Políticas de innovación.
  • Potencial para el desarrollo de nuevos productos, muy relacionado con el punto anterior.
  • Mantener la rentabilidad.

Llega un momento en el ciclo de vida de las empresas en el que una inyección de capital se hace fundamental. Esto supone la diferencia entre el crecimiento y la sostenibilidad, o la constante incertidumbre. El sistema financiero tradicional, como los bancos y las cajas, no siempre está dispuesto a ello, o no comprende la situación específica de cada actor.

No estar a la altura de todos estos empresarios peruanos optimistas e ilusionados ante el futuro, sería un grave error, que terminaríamos pagando el conjunto de la sociedad. Para todos ellos, existe VAF.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *